sábado, 2 de julio de 2011

RETRASO LECTOR

A muchos alumnos se les diagnostica como disléxicos cuando en realidad lo que presentan es un retraso lector.
Indicamos algunos signos para su detección:
• Retraso en el desarrollo del habla y del lenguaje.
• Confusiones en la pronunciación de palabras semejantes en su forma sonora.
• Alteraciones significativas en la fonología, así como de análisis y síntesis auditiva.
• Dificultades en el manejo de los términos relacionados con la orientación espacial y temporal.
• Mayor habilidad para la manipulación de objetos que para su representación lingüística.
• Dificultad para aprender rimas y secuencias.
• Marcada dificultad para la asociación fonema-grafema.
• Tendencia a escribir números y letras en espejo o en dirección inadecuada.
• Fallos en atención y concentración.
• Posibles problemas de conducta.
• Dificultades en la organización del discurso y comprensión lectora.
25
Guía para la Atención Educativa del Alumnado con Trastornos en Lenguaje Oral y Escrito
Hay que tener presente que estos signos no tienen que darse en todos los niños disléxicos, y que puede existir alguno de estos signos en niños que no presenten este trastorno.
La dislexia no se puede diagnosticar antes de los 8 ó 9 años, dado que es en esta edad cuando se completa el proceso constructivo del lenguaje lectoescritor.
Existen muchos lectores iniciales que poseen una modalidad identificada para adquirir la capacidad lectora, sin constituir esto una alteración o trastorno.
Dentro de los trastornos de lenguaje escrito los más frecuentes en el entorno escolar son el retraso lector, la disgrafía , disortografía y dislexia evolutiva